Venganzas femeninas (III) · De viaje

Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pasó un día por la casa de unos amigos para que lo acompañasen al aeropuerto a dejar a su esposa que viajaba a París.

A la salida de inmigración, frente a todo el mundo, él le desea buen viaje y le grita:
¡Amor, no te olvides de traerme una hermosa francesita!

Ella bajó la cabeza y se embarcó muy molesta.

La mujer pasó quince días en Francia.

El marido otra vez pidió a sus amigos que lo acompañasen al aeropuerto a recibirla. Al verla llegar, lo primero que le grita a toda voz:

Y amor ¿me trajiste mi francesita?

Hice todo lo posible, ahora sólo tenemos que rezar para que nazca mujercita.

Comentario: ¡¡¡ Buenísimo !!!

Tags QEV: venganzas femeninas

3 comentarios

Entradas populares de este blog

Frases I: divertidas, reflexivas, absurdas, geniales, ciertas,... para reir, pensar o pasar un rato divertido.

Rimas escolares: los hermanos pinzones eran unos ... marineros

Trucos para burlar los peajes de la AP-7 y la C-32