En el fondo todos tenemos un niño dentro

Historia muy divertida que empieza con un hombre que pasea por la calle y al mirarse en el espejo retrovisor de un coche y ve que no es él, sino un niño pequeño.

De repente se mira asombrado en el escaparate de una tienda que refleja como un espejo y también se ve que es un niño a cuerpo completo, comienza a bailar al son de una canción popular y el niño también baila genial imitando sus movimientos, poco a poco va llegando más gente que se une al baile porque también se ven reflejados como niños.

http://www.youtube.com/watch?v=zoc7auZCMA0
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Frases I: divertidas, reflexivas, absurdas, geniales, ciertas,... para reir, pensar o pasar un rato divertido.

Rimas escolares: los hermanos pinzones eran unos ... marineros

Trucos para burlar los peajes de la AP-7 y la C-32